.

.

martes, 29 de abril de 2014

UNAS RISAS




La risa y el sentido del humor son una de las herramientas más eficaces que tenemos para mediar en conflictos, suavizar relaciones y también para acercarnos a las otras personas.
Una afinidad espontánea  de risas celebra una visión compartida sobre la situación y sobre la vida. Nos sentimos identificados con los demás, que parece coincidir con nosotros en verle la gracia al asunto. El humor es como un cemento social que con el paso del tiempo va reforzando las relaciones entre amigos, familiares y seres queridos con los que reímos. De hecho, una medida de la intimidad que tenemos con otra persona es precisamente la medida en que somos capaces de quitarnos la máscara de la seriedad y entrar en el juego con él o con ella. Los amigos son las personas con las que reímos y, cuando buscamos pareja, uno de los criterios más importantes es si nuestra media naranja se parte de risa en las mismas situaciones.
A menudo sucede que una broma en el momento adecuado consigue derretir el hielo en una discusión.

jueves, 24 de abril de 2014

CAMBIAR NUESTRA FORMA DE SER




El cambio más difícil de realizar es el que requiere que nos cambiemos a nosotros mismos. Pero esa transformación es muy complicada de realizar, hay que poner mucho empeño en ello para que se produzca el cambio. Básicamente  porque nuestro carácter configura nuestra identidad y, si cambiamos algo, tenemos miedo de dejar de ser “yo”.
Nuestro carácter se configura a lo largo de la vida, no lo aprendemos sólo de nuestros padres, también es la manera de adaptarnos a nuestro entorno.
El primer paso para cambiar una actitud es ser conscientes de ella y estar convencidos de querer cambiarla.
Cuando nos demos cuenta de que dicha actitud no nos permite satisfacer nuestras necesidades o expectativas.  Sólo después de comprobar los inconvenientes que conlleva una actitud determinada, podemos tener esperanza de cambiarla.
Es muy importante analizar las actitudes que nos hacen sentir mal, para tener ganas de cambiarlas y poner en ello toda nuestra constancia.

martes, 22 de abril de 2014

CUMPLIR AÑOS



El cumplir años es una bendición, un regalo de la vida. Nos da experiencia, habilidad para controlar las emociones, aumenta la interioridad dándonos capacidad de autoanálisis, se adquiere sabiduría somos más reflexivos y filosóficos,  desarrollamos un sistema mental de valoración, la inteligencia la mantenemos estable y nos hacemos más humanos.
Nos guste o no, cambiamos constantemente, crecemos, evolucionamos y envejecemos. Cambiamos nosotros, nuestro cuerpo y nuestra mente, a medida que nuestro entorno se transforma. Como sucede con la naturaleza, estos cambios del entorno requieren nuestro  proceso de adaptación, físico pero sobre todo psicológico.
Como es un proceso que transcurre  muy lentamente, lo vamos aceptando progresivamente. Hay que recordar que los años se llevan en el corazón y en la actitud. Una actitud positiva y un corazón jovial, son los ingredientes necesarios, para seguir durante muchísimo tiempo cumpliendo  años.

jueves, 17 de abril de 2014

AMOR, CARIDAD, SOLIDARIDAD...


                                                                         COMPARTIR

jueves, 10 de abril de 2014

APRENDE A RECIBIR



Es muy importante dar, dar cosa materiales, dar una sonrisa, dar nuestro apoyo…
No obstante recibir es igual de importante. Si no sabemos o no podemos aceptar lo que otros nos ofrecen, puede que sea porque no nos sentimos merecedores de ello. Por eso, el acto de dar se convierte en la búsqueda del beneplácito. Cuando únicamente damos, buscamos ser reconocidos por nuestra buena acción u obra pero no por lo que somos. Si nos valoramos, dar nos resultará tan sencillo como recibir, y será un hecho desinteresado, tanto una cosa como la otra.   

martes, 8 de abril de 2014

MOSTRARSE TAL Y COMO SOMOS



Cuando nos falta seguridad en nosotros mismos, ocultamos la verdadera persona que somos, ya que el miedo al rechazo hace que actuemos de acuerdo a lo que suponemos que esperan de nosotros. Vestimos nuestra personalidad con los más variados disfraces para adecuarlos a las distintas personas y circunstancias a las que nos enfrentamos. Además de resultar agotador, este comportamiento acaba generándonos confusión, al final no sabemos qué es auténtico y qué es un disfraz.
Lo mejor es atrevernos a ser siempre como realmente somos, le gustemos a quien le gustemos, no podemos gustar a todo el mundo.

MÚSICA