.

.

jueves, 30 de enero de 2014

LA PRÁCTICA



La práctica de yoga ayuda a reducir la ansiedad, equilibra el estado mental, libera tensiones, refuerza la voluntad y te sientes bien.
El yoga aporta un despertar de la conciencia, un darse cuenta de los actos y pensamientos de uno mismo, una percepción de la realidad mucho más amplia.
Al inicio de practicar yoga, nos damos cuenta de la falta de control que tenemos sobre nuestro  cuerpo y del movimiento de la mente, los pensamientos no paran de llegar, con la más mínima nos vamos del presente.
Al yoga se llega por muchos caminos, por curiosidad, por molestias físicas, por recomendaciones de algún terapeuta, porque he oído que es bueno, porque va mi vecina…
Con la práctica de dos veces por semana, en el transcurso de mes y medio ya empiezas a notar cambios, tienes más agilidad, flexibilidad, estabilidad y tu mente al entrar simplemente en contacto con la sala y la preparación de la clase, ya notas que se libera, que no te bombardea sin parar con pensamientos, notas su paz y su quietud.

Si llegas al yoga por razones de adicciones a cualquier sustancia, enseguida notaras los aportes de bienestar, la práctica habitual produce cambios en el estilo de vida de manera que lentamente y casi sin darnos cuenta se reduce el consumo de este tipo de sustancias. Tu cuerpo poco a poco va a ir rechazando esas sustancias, al año de práctica tu cuerpo estará limpio, con las asanas y sobre todo con el pranayama.
Con la práctica del yoga purificamos nuestro cuerpo, lo limpiamos de toxinas, limpiamos también nuestra mente de pensamientos que nos alejan de nuestra verdadera autenticidad.
Yo recomiendo que probéis una clase de yoga, la primera en casi todos los sitios es gratuita, escoger un centro recomendado y veréis como lo que os digo es cierto.  

miércoles, 29 de enero de 2014

PASEANDO



En una tarde de invierno frio pero hermoso, pasear por las calles y jardines, hace desaparecer la sensación de ser un individuo separado. Da la sensación que el mundo tiene una frescura nueva e inesperada, aparece como el resplandor natural de la conciencia infinita, la libre expresión de su alegría, el éxtasis del amor incondicional.

El amor es la canción de la libertad de conciencia, la fragancia de la vida, su sonrisa divina lo abarca todo y es todo.

El despertar es el reconocimiento de que nuestra verdadera naturaleza de lo que todavía está aquí y está aquí, dormir, comer, reír…. La verdadera naturaleza de uno mismo, la vida y la realidad son una misma esencia,  para alcanzar la conciencia, está nuestro corazón, verdadero tesoro de amor, el silencio, la alegría y la libertad.


Sentir y experimentar la verdadera alegría, una alegría sin causa, requiere un dejar ir de tu interés consciente o inconsciente por los pensamientos.
Paseando, puedes entrar en ese estado de meditación, donde una alegría infinita llena todo tu ser, donde eres consciente de la belleza de cada instante, donde sientes expandirse tu corazón lleno de amor por todo lo que te rodea, sientes una felicidad infinita.

martes, 28 de enero de 2014

ARRIÉSGATE



Para vivir tu propia vida, debes dejar de preocuparte por la de los demás, cada quien tiene su historia personal con experiencias únicas que determinan el rumbo de nuestra existencia.

Existen momentos en los que te gustaría tener la vida de tu vecino o amigo, porque crees que es más afortunado que tú, sin embargo descubrirás que no es así, también tiene sus propias complicaciones. Hay que aprender a valorar lo que se tiene, ya que de lo contrario podrías vivir tu vida con grandes sentimientos de insatisfacción.

Cuando necesites llorar, llora, aunque con ello parezcas un sentimental. Acércate a los demás dándote a ellos, aunque puedes defraudarte. Muestra tus sentimientos, aunque arriesgues tu yo interior. Expresa tus ideas, tus sueños, aunque te arriesgues a perderlos. Ama, aunque no te amen de la misma manera. Arriesga por la vida, aunque intentarlo es arriesgarse a fracasar.
Debes correr los riesgos simplemente porque el más grande de los peligros de la vida es no arriesgarse. Las personas que no arriesgan nada o nunca tienen nada, no hacen nada. Tal vez podrán evitar el sufrimiento y la tristeza, pero no logran aprender, sentir, cambiar, crecer o vivir. Prisioneros de sus temores, son esclavos que han renunciado a su libertad, pues sólo cuando una persona se arriesga, es libre. Los pesimistas se quejan del viento; los optimistas esperan confiadamente que los vientos cambien de dirección y los realistas, ajustan sus velas en la dirección correcta.

lunes, 27 de enero de 2014

LOS 83 MANDAMIENTOS DE ALEJANDRO JODOROWSKY





1.- Cuando te enfermes, en lugar de odiar ese mal, considéralo tu maestro.
2.- No mires con disimulo, mira fijamente.
3.- No olvides a tus muertos, pero dales un sitio limitado, que les impida invadir toda tu vida.
4.- En el lugar donde habites, consagra siempre un sitio a lo sagrado.
5.- Fija tu atención en ti mismo, se consciente en cada instante de lo que piensas, sientes, deseas y haces.
6.- Termina siempre lo que comenzaste.
7.- Haz lo que estás haciendo lo mejor posible.
8.- No te encadenes a nada que a la larga te destruya.
9.- Desarrolla tu generosidad sin testigos.
10.- Trata a cada persona como si fuera un pariente cercano.
11.- Ordena lo que has desordenado.
12.- Aprende a recibir, agradece cada don.
13.- Cesa de autodefinirte.
14.- No mientas ni robes, si lo haces te mientes y robas a ti mismo.
15.- No desees ser imitado.
16.- Haz planes de trabajo y cúmplelos.
17.- No ocupes demasiado espacio.-
18.- No hagas ruidos ni gestos innecesarios.
19.- Si no la tienes imita la fe.
20.- No te dejes impresionar por personalidades fuertes.
21.- No te apropies de nada ni de nadie.
22.- Reparte equitativamente.
23.- No seduzcas.
24.- Come y duerme lo estrictamente necesario.
25.- No hables de tus problemas personales.
26.- No emitas juicios ni criticas cuando desconozcas la mayor parte de los hechos.
27.- No establezcas amistades inútiles.
28.- No sigas modas.
29.- No te vendas.
30.- Respeta los contratos que has firmado.
31.- Sé puntual.
32.- No envidies los bienes o los éxitos del prójimo.
33.- Habla sólo lo necesario.
34.- No pienses en los beneficios que te va a procurar tu obra.
35.- Nunca amenaces.
36.- Realiza tus promesas.
37.- En una discusión ponte en el lugar del otro.
38.- Admite que alguien te supere.
39.- No elimines, sino transforma.
40.- Vence tus miedos, cada uno de ellos es un deseo que se camufla.
41.- Ayuda al otro a ayudarse a sí mismo.
42.- Vence tus antipatías y acércate a las personas que deseas rechazar.
43.- No actúes por reacción a lo que digan bueno o malo de ti.
44.- Transforma tu orgullo en dignidad.
45.- Transforma tu cólera en creatividad.
46.- Transforma tu avaricia en respeto por la belleza.
47.- Transforma tu envidia en admiración por los valores del otro.
48.- Transforma tu odio en caridad.
49.- No te alabes ni te insultes.
50.- Trata lo que no te pertenece como si te perteneciera.
51.- No te quejes.
52.- Desarrolla tu imaginación.
53.- No des órdenes solo por el placer de ser obedecido.
54.- Paga los servicios que te dan.
55.- No hagas propaganda de tus obras o ideas.
56.- No trates de despertar en los otros emociones hacia ti como piedad, admiración, simpatía, complicidad.
57.- No trates de distinguirte por tu apariencia.
58.- Nunca contradigas, solo calla.
59.- No contraigas deudas, adquiere y paga enseguida.
60.- Si ofendes a alguien, pídele perdón.
61.- Si lo has ofendido públicamente, excúsate en público.
62.- Si te das cuenta de que has dicho algo erróneo, no insistas por orgullo en ese error y desiste de inmediato de tus propósitos.
63.- No defiendas tus ideas antiguas sólo por el hecho de que fuiste tú quien las enunció.
64.- No conserves objetos inútiles.
65.- No te adornes con ideas ajenas.
66.- No te fotografíes junto a personajes famosos.
67.- No rindas cuentas a nadie, sé tu propio juez.
68.- Nunca te definas por lo que posees.
69.- Nunca hables de ti sin concederte la posibilidad de cambiar.
70.- Acepta que nada es tuyo.
71.- Cuando te pregunten tu opinión sobre algo o alguien, di solo sus cualidades.
72.- Cuando realices un servicio, no resaltes tus esfuerzos.
73.- Si decides trabajar para los otros, hazlo con placer.
74.- Si dudas entre hacer y no hacer, arriésgate y haz.
75.- No trates de ser todo para tu pareja, admite que busque en otros, lo que tú no puedes darle.
76.- Cuando alguien tenga su público no acudas para contradecirlo y robarle la audiencia.
77.- Vive de un dinero ganado por ti mismo.
78.- No te jactes de aventuras amorosas.
79.- No te vanaglories de tus debilidades.
80.- Nunca visites a alguien sólo por llenar tu tiempo.
81.- Obtén para repartir.
82.- Ayuda a tu prójimo sin hacerlo dependiente.
83.- Si estás meditando y llega un diablo, pon ese diablo a meditar.....

MÚSICA