.

.

jueves, 27 de junio de 2013

CUIDAR



“Si eres minusválido físico, recuerda bien que en el fondo de nosotros mismos todos somos semejantes. Incluso si no puedes utilizar algún sentido, tu espíritu funciona como el de los demás. No te desanimes, encuentra en ti mismo tu propia seguridad. Eres un ser humano, capaz de hacer algo en tu vida.
Un día visité una escuela de mudos. A primera vista, aquellos niños eran incapaces de comunicarse con nosotros. Pero en realidad, utilizaban otros medios y podían estudiar tan bien como cualquiera. Hoy en día, también los ciegos pueden leer y escribir con ayuda de la tecnología. Algunos son incluso escritores.
Vi en la televisión india un hombre sin brazos que escribía con los pies. No iba muy deprisa, pero tenía muy buena letra.
Ocurra lo que ocurra, no te desanimes nunca. El que se repite: “Lo conseguiré” alcanzará sus objetivos. Si piensas: “Esto no es posible” entonces fracasarás. Como dice el proverbio tibetano: “No se sale de la miseria perdiendo el ánimo.” Lo que yo digo no concierne evidentemente a aquellos cuyo cerebro se encuentra  dañado y que son incapaces de razonar con normalidad.
Cuando un niño nace con alguna minusvalía, no hay que decir que el padre, la madre y a menudo el resto de la familia conocen momentos de tristeza, inquietud o desesperación. Sin embargo, contemplándolo desde un ángulo diferente, cuidar de los demás es una fuente de felicidad y de satisfacción. En los textos budistas podemos leer que hay que amar primero a aquellos que sufren y no se pueden defender. Cuando más les ayudemos, mayor será la satisfacción profunda y real de sentirse útil.
Por regla general, socorrer a los demás es la mejor de las actividades. Si sucede que en tu propia casa, justo a tu lado alguien se encuentra completamente  necesitado de tu ayuda, sin defensa, aquejado de una minusvalía irremediable, piensa que se te presenta una ocasión única y ponte al servicio de ese ser humano con alegría. Harás algo excelente.
Si consideras como una obligación molesta, tu acción será incompleta y crearás de manera absurda una dificultad que no tenía razón de ser.”
                                                     DALAI LAMA

miércoles, 26 de junio de 2013

SER MUJER



“Perdemos el sentido de lo sagrado encarnado en todos los seres vivos, árboles, rocas, mares, animales de cuatro patas, pájaros, niños, hombres y mujeres. Con este desprecio por la santidad de la Naturaleza, vino la negación de la santidad del cuerpo.
No siempre fue así. Cuando el cuerpo de la mujer era el equivalente del cuerpo de la Diosa, la mujer era recipiente del milagro de la vida.
En tiempos pasados, cuando la metáfora y el arquetipo en lugar del conocimiento científico, describían el funcionamiento de las cosas, había una sensación de respeto admirado hacia las mujeres. La admiración tenía que ver con los cambios por los que atravesaba su cuerpo. La niña se convertía en mujer cuando menstruaba; la sangre siempre ha tenido una cualidad numinosa. Sangraba todos los meses hasta que quedaba embarazada, y entonces dejaba de sangrar durante nueve meses y se convertía en un recipiente para la nueva vida.
Se creía que retenía la sangre en su cuerpo para formar el bebé. Después de tener a su bebé volvía a sangrar, mes tras mes, hasta la menopausia, en que de nuevo dejaba de sangrar.
Esto también era considerado admirable, pues entonces se creía que retenía la sangre en su cuerpo, no para formar un bebé, sino para alimentar su sabiduría. Las mujeres están ahora reclamando esta forma muy diferente de ver sus experiencias, al traer de nuevo al mundo un sentido de lo sagrado de la materia. La reverencia y la fertilidad que en un tiempo se concedía a la mujer que menstruaba, quedo enterrada junto con la Diosa.
En su ausencia, algunas mujeres olvidaron la profunda sabiduría del cuerpo femenino.
Las mujeres saben con su cuerpo.”

Este texto ha sido tomado del libro, -SER MUJER, UN VIAJE HEROICO- de Maureen Murdock

martes, 25 de junio de 2013

PRANAYAMA



Se llama pranayama a las diferentes técnicas de respiración, de yoga.
Pranayama es el vínculo entre los organismos fisiológicos y espiritual del hombre. Así como el calor físico es el eje de nuestra vida, el pranayama es el eje  del yoga.
La práctica del yoga comienza con la respiración. En la respiración está la clave de la vida. El ser humano inicia su existencia con la respiración y la termina con una última exhalación. La respiración marca toda nuestra  vida, es lo más primario, lo más elemental.
Al ser la función más básica es también la más determinante y la que más directamente condiciona nuestras vivencias de todo tipo. Podemos afirmar que según sea la calidad de nuestra respiración, así será la calidad de nuestra vida.
Cuando la respiración se suspende, la mente queda inmovilizada, debido a que los pensamientos se nutren de la energía que les suministra la respiración. Conscientes de la relación existente entre estos factores (cuerpo, mente y respiración), los yoguis investigaron a fondo las repercusiones de la respiración  y desarrollaron el pranayama, un conjunto de técnicas que regulan el proceso respiratorio y cuyos principales objetivos son: Purificar el cuerpo físico y el cuerpo energético. Equilibrar los flujos de las energías vital y mental.
La práctica del pranayama influye positivamente en todas las estructuras del ser humano; el cuerpo físico, el cuerpo energético y los niveles emocionales.
Mejora la captación del oxígeno y la eliminación del dióxido de carbona.
Estimula el rendimiento intelectual. Mejora la memoria y proporciona claridad mental.
Purifica las vías respiratorias y los pulmones incrementan su circulación sanguínea.
Asegura la apropiada circulación de los fluidos corporales en los riñones, estomago, intestino, hígado… Estimula el proceso digestivo. Purifica la sangre.
Tonifica el corazón, el sistema nervioso, la médula espinal y el cerebro.
Durante la retención se estimula la respiración de nuestras células. Otorga calma y serenidad.
Los textos clásicos del yoga afirman que la práctica regular del pranayama previene y cura muchas enfermedades y otorga una gran vitalidad.
El pranayama induce a un estado mental profundo que facilita la obtención de los estados de interiorización, concentración y meditación.

lunes, 24 de junio de 2013

NUMBER ONE




Hoy la entrada está dedicada al “number one”, sí, al número uno en cuanto a comentarios en este blog.  Este número uno, en muy pocos escritos no ha dejado su opinión. Desde febrero del 2012 que retome el blog, esta persona ha sido mi Pilar de apoyo para continuar escribiendo, ella ha sido la causante que yo cada día este pensando sobre  qué tema escribir. Por ello le doy las gracias. Sin sus tertulias sobre el blog estoy segura que universo de cometas  no habría crecido como ha crecido.
Es un gozo encontrar en nuestra vida a una persona que te apoye, que te anime y te motive para hacer y llevar a cabo algo, que de otra forma quizás no lo hubiera hecho de igual forma.
Lo curioso es que “la number one”  (como esta persona se describe), no es seguidora del blog como tal, quiero decir que no está en el cuadro de seguidores.
Después de un año  prácticamente en solitario, llegasteis vosotros los seguidores oficiales, e hicisteis que mi ego subiera a las nubes, (yo que predico el no apego),  pero fue maravilloso que empezaseis a llegar y a quedaros, todos sois para mí muy importantes y vuestros comentarios me motivan cada día, gracias por todo ello. Espero seguir escribiendo sobre temas que a mí me satisfagan,  que a vosotros os gusten y si además os sirven de ayuda para algo, pues mi ego ya se dispara. (Lo controlaré)
                ¡FELICIDADES LUZDEMAR POR SER LA NUMBER ONE!

MÚSICA