.

.

martes, 28 de febrero de 2012

PÁJAROS



Tendríamos que ser como los pájaros, en todos los aspectos. Ellos siempre remontan, no solo el vuelo, sino de cualquier situación adversa. Construyen sus nidos con mucho esfuerzo, trayendo hierbas secas, pelos o lana de animales, todo lo que les sirve lo llevan en sus picos, para hacer una obra de arte como son sus nidos, donde la hembra va a poner los huevos y tanto el macho como ella los incuban y cuidan, hasta que los pajarillos nazcan.
No siempre es así de sencillo. Hay veces que con el nido ya terminado, llegan las inclemencias del tiempo, un animal, o un humano y se lo destruye. ¿Que hacen ellos?. No se rinden, vuelta a empezar de nuevo. Siguen trinando y trinando sin parar y construyendo un nuevo nido para poder poner sus huevos.
Los pájaros, siempre alegres, cantando y cantando. Algunos lo hacen de maravilla, es un gozo escucharlos.
Cuando ya tienen a sus polluelos, tanto la madre como el padre, van a buscar comida para alimentarlos y cuando uno se ausenta el otro se queda vigilando el nido. Cuidan y alimentan a sus hijos, les enseñan a volar y a buscarse la comida. Ya están preparados para volar solos. Les dejan marchar sin apegos, sin miedos. Simplemente cantan, siguen cantando, tan bellos, tan frágiles y a la vez fuertes como rocas para remontar el vuelo y volver a empezar.

lunes, 27 de febrero de 2012

SILENCIO


Que hermoso silencio, el que nos regala un amanecer.
Hay días que a la salida del sol, donde se puede, sentir y oler el prana que respiramos, inundándonos e impregnándonos por completo del silencio del cosmos, que hace que el chi, recorra nuestro cuerpo, erizandonos el vello. Ése, es el autentico silencio, que conecta nuestra alma con el universo.
Siempre hay sonidos, ruidos, un perro que ladra, un pájaro cantando, el viento meciendo las hoja de los árboles, los distintos vehículos circulando.
Hay que aprender a escuchar el silencio.
Dentro de la magnitud del silencio, hay distintas clases: silencios que inquietan y llenan de temor, silencios que dicen más cosas que las palabras, silencios que llenan de ilusión y esperanza, silencios de amor y compasión.
Maravilloso el silencio que consigue, mantener a la mente, en continua paz y armonía.
Toda actividad, realizada en el silencio, mejora en calidad y belleza.

"Cuando hables, procura que tus palabras sean mejores que el silencio"
"Es mejor ser rey de tu silencio, que esclavo de tus palabras"

viernes, 24 de febrero de 2012

CAMBIO




Todo esta en un continuo cambio. El universo se expande, nosotros cambiamos física y psíquicamente, el paisaje que nos rodea se transforma continuamente. Todos cambiamos, unos más que otros. Si nosotros lo deseamos y nos lo proponemos, el cambio puede ser inmenso.
Cuantas veces hemos oído eso de, "ésta persona, ésta, ya no cambia".
El proceso del cambio, es interno y hay que poner mucha voluntad, ganas y energía para ello. Todos los días, avanzamos en algo, por muy insignificante que sea. Los que estamos alrededor, no apreciamos el avance, si pasan unos años, sí que notamos la diferencia.
La verdad es que nos cuesta admitir, que nosotros o los demás cambiamos constantemente.
Hay veces, que, como hemos conocido a una persona desde chiquita ó adolescente y tenía este ó aquel carácter, en nuestra mente seguimos teniéndola y viéndola de igual manera, sin reconocer que han pasado los años y queriendo ó sin querer, se ha ido haciendo un cambio gradual en ellas.
Cuando el cambio es deseado y trabajado, es más espectacular, y lo valoramos más.
Algunas personas dicen, que ellos son como son y que no van a cambiar. No se dan mucha cuenta de ello, pero la transformación, existir existe, aunque solo sea inconscientemente.

jueves, 23 de febrero de 2012

LA BICICLETA



El sueño que tardo en cumplirse cincuenta años:
Corría el verano de mil novecientos sesenta y dos, cuando una niña inquieta de unos siete años, aprendía a montar en bicicleta. Se enseñaba en la bicicleta de su padre, que era enorme para ella. Tenía que montar por debajo del cuadro, al ser de hombre era muy alta y la niña no alcanzaba.
Como era una niña muy delgada y comía muy poco, su madre iba a donde estaba con un vaso en la mano, contenía una "yema" (huevo batido con azúcar y agua o leche) y le decía.-! Cornelia¡ !Cornelia¡ ven toma bebe te esto, para que tengas fuerzas y aprendas pronto a montar en bicicleta. Cuando aprendas a montar, te vamos a comprar una bicicleta para ti sola.
La niña que no soportaba el olor a huevo crudo, se lo tomaba, con la ilusión, la esperanza y la confianza de que las palabras de su madre fueran ciertas.
La chiquita aprendió a montar y bien, sin caídas importantes que recordar. Pero el tiempo pasaba y su añorada bicicleta no llegaba.
Un día su hermano le confirmo lo que ella ya intuía.
-Tu bicicleta, va a ir a buscar a la mía, que tan bien me iban a comprar cuando aprendiese a montar. Es decir, nunca me la compraron.
Pero Cornelia no perdía la esperanza e ilusión de tener su propia bicicleta, pequeña y de "señora".
Los años pasaban y Cornelia ya adolescente, seguía soñando con tener una bicicleta. Cuando veía una por la calle, se quedaba ensimismada mirándola, con la añoranza y el sueño de tener algún día una igual.
Con el paso de los años, el sueño se apaciguo y durmió en el fondo de su corazón. Pero no con ello se le olvido.
Cornelia se hizo adulta, se caso y tuvo una hija. Para el segundo cumpleaños, Cornelia le regalo una bicicleta, chiquitita como la niña. Para el sexto cumpleaños, Cornelia le volvió a regalar una bicicleta, esta era ya, la bicicleta que a ella le hubiese gustado tener cuando aprendía a montar.
Siguieron pasando los años y cuando Cornelia cumplió los treinta y cinco años, empezó a guardar monedas en una hucha, para juntar el dinero que costaba la bicicleta de sus sueños. En dos años lo consiguió. Ella todo ilusionada, fue a comprarse la bicicleta, no se lo podía creer, que por fin, iba hacer su sueño realidad.En esa época se habían puesto de moda las mountain bike. Cuando Cornelia llego a la tienda y dijo que quería una bicicleta de señora clásica de paseo. El vendedor se echo las manos a la cabeza y puso el grito en el cielo.- !Señora!, de esas ya no traemos, ya no se llevan. El dependiente trato de convencerla para que se comprara una bici de montaña con marchas, que era lo que estaba de moda.
Cornelia, ahogando su frustación y desilusión pero manteniendo su dignidad, dijo que no, que ella, se compraba una bicicleta como siempre la quiso o no se compraba ninguna. Aquel proyecto quedo aparcado.
Ese verano, sus hijos, si tuvieron dos hermosas bicicletas de montaña con marchas.
Cuando ya había cumplido, Cornelia, los cincuenta años, le volvió a la mente lo de comprarse una bicicleta. Ya se había pasado el bum de las bicicletas de montaña y se volvía a ver por las calles, las clásicas de paseo. Se lo comento a su marido, a éste le pareció muy bien, tan bien que, cuando ella llego a la tienda para verlas, el dependiente le dijo.- ¿Le gusta esta? ¿es bonita verdad?, pues si le gusta , es suya, su marido la ha dejado pagada esta mañana.
!!!!oooohhh¡¡¡. Si, era bonita, una hermosa bicicleta de señora, pero con muchas marchas. A ella, no le gustaba que tuviera marchas y cambios, tan difícil era, tener una bicicleta sencilla, clásica de paseo.
!Que remedio¡, después de tanto tiempo, el sueño se había cumplido, aunque no fuera al cien por cien.
Volvieron a pasar siete años más, cincuenta, desde aquellas tardes que la niña Cornelia, estaba aprendiendo a montar por debajo del cuadro, en la bicicleta de su padre. Y !milagro¡, el verdadero sueño de aquella niñita inocente, se cumplió por completo. !Al fin¡, llego, la añorada y soñada bicicleta de tantos años. Se la dejaron los Reyes Magos de Oriente.
Esta historia, dice, que si los sueños los mantenemos vivos en nuestros corazones, al final se cumplen. No importa el tiempo que tarden.

miércoles, 22 de febrero de 2012

SABIO


Un sabio: un sabio, no tiene que ser una persona con dos carreras universitarias y máster en ciencias políticas, economía y matemáticas. Eso es ser una persona inteligente y con conocimientos en las materias que ha estudiado.
Pero un sabio, es otra cosa, puede ser una persona que tan siquiera haya ido a la escuela. Es sabio por naturaleza, por recibir cada instante la sabiduría de la vida, estando atento y en su centro, para empaparse de ella, con humildad y respeto, sin propagar ni alardear de ello.
Con solo mirar al firmamento, conoce cada astro y estrella.
Con solo mirar el cielo, ya sabe si va a llover, nevar, hacer frío, calor, viento...
Con solo mirar a los ojos de una persona, sabe de sus alegrías, inquietudes, sufrimientos, enfermedades, ilusiones...
Eso, es ser sabio, y los más importante, tener respuesta y remedio para casi todo, en el más absoluto silencio de su ser.
Porque, para llegar a ser un autentico sabio, hay que estar y permanecer completamente en silencio, solo escuchando y percibiendo la sabiduría que nos brinda en cada momento la universidad de la vida.

martes, 21 de febrero de 2012

EL YOGA



Cuenta una leyenda india, que un pez oía a escondidas al dios Shiva cuando éste enseñaba a la diosa Parvati, su querida esposa, los secretos del yoga.
El pez fue descubierto y el dios lo desterró. Cuando estaba buscando un nuevo lugar donde vivir, el pez llegó a las costas de India. Una vez en tierra, sucedió un milagro; el pez se transformo en hombre.
Los habitantes de aquel lugar lo acogieron y lo llamaron Matsyendra. Él agradecido por la cálida acogida, les enseño todas las posiciones del yoga, entre las cuales estaba, matsyendrasana, que lleva su nombre. (postura del pez)
La leyenda, leyenda es. Pero lo que si es cierto, es que unos tres mil años a. C. ya se conocía el yoga, y trescientos a. C. Patanjiali escribió y redacto los "sutras", un texto compuesto por ciento noventa y cuatro aforismos.
El yoga no es un deporte ni tampoco una religión.
El yoga puede ser practicado por todo el mundo y pueden beneficiarse tanto hombres como mujeres o niños, no importa la edad.
El yoga tiene unos beneficios visibles incluso en una sola clase. Los efectos más profundos son los que se van adquiriendo a lo largo de los años, pueden ser décadas, y no en unas cuantas semanas.
Para obtener cualquier beneficio, hay que ser paciente y practicar muy asiduamente.
La práctica regular del yoga, estimula las glándulas endocrinas, estabiliza el sistema nervioso, mejora la circulación sanguínea, tonifica la musculatura, nos da flexibilidad, ayuda a que todo nuestro organismo funcione mejor, reduce la ansiedad y el estrés, hace que nuestro cuerpo envejezca muy lentamente.
Así pues, practicar y vivir la experiencia del momento presente. Disfruta y fluye en la práctica.

lunes, 20 de febrero de 2012

EL HÁBITO, NO HACE AL MONJE


Hoy, me ha venido a la mente, el refrán que dice. (El hábito, no hace al monje). Es decir por mucho que te vistas de una determinada forma, no vas a ser de eso que te hayas vestido. Hay veces que las apariencias engañan, pero no por mucho tiempo. Siempre sale tarde o temprano lo que somos y como somos, dejando a un lado el traje.
Aquí en nuestra sociedad, no estaría bien visto, que para demostrar nuestra espiritualidad, nos pusiésemos como los "santones, o hombres espirituales" de la India, que solo van cubiertos de ceniza, como único vestido.
No hay que ir demostrando nada por la vida. Hay que pasar muy sutilmente. Eso si, pisando con energía para marcar bien la huella, que otras personas puedan seguir sin perderse.
Todo lo que tienes dentro de tí sacalo, demuestra al mundo como eres, tal y como viniste a este mundo, sin vestirte de lo que no eres.

domingo, 19 de febrero de 2012

LA VIDA ES UN CAMINAR



La vida es un camino sin retorno. Nosotros vamos eligiendo los senderos por donde caminamos. Siempre los escogemos con la intención de caminar mejor e ir más cómodos, pero no siempre es así.
Hay veces que el sendero que tomamos, tiene más piedrecias y obstáculos que el que llevábamos hasta ese momento, y entonces tenemos que intentar tomar otro camino y probar como se va por él.
En cada tramo del camino, conocemos personas, que nos acompañan en nuestro caminar. Algunas solo caminan a nuestro lado un pequeño trecho, pero nos dejan sus enseñanzas, otras viajan por mucho tiempo a nuestro lado, haciendo el trayecto más cómodo y apacible. Tan bien encontramos seres, que no nos dejan ir cantando y bailando por el camino. Si esto sucede hay que ir alejándonos de ellos e intentar apartarlos de nuestra senda.
Siempre, hay que procurar llevar poco equipaje, para poder caminar ligeros y llegar al final sin peso, fluyendo, llenos de paz y armonia.

sábado, 18 de febrero de 2012

TIEMPO, UN ESPACIO EN LA VIDA


Cuando retome el blog, pensaba escribir casi todos los días, pero de momento no es así. El tiempo
tiene su espacio y solo se puede administrar un espacio de ese tiempo para hacer una cosa, si se acaban los espacios, ya no hay más tiempo para hacer más cosas. Yo espero poder relantizar mi tiempo para poder disponer de cada espacio y aplicarlo y gastarlo de la mejor forma posible.
Desde un tiempo a esta parte, no me quejo. La mayor parte de ese tiempo que hablo, lo dedico a una actividad que me encanta, el yoga, dando clases y leyendo libros sobre él. Para mi, el yoga me ha cambiado la vida en muchísimos aspectos. Me da salud y bienestar físico, como flexibilidad, elasticidad etc. Me da, armonía y paz mental, me ha subido la autoestima, se me ha quitado la timidez, la negatividad y paranoias de pensamientos. Me gustaría que todo el mundo tuviese conocimiento de los beneficios que podemos obtener al practicar yoga asiduamente.

MÚSICA