.

.

lunes, 25 de septiembre de 2017

TRIÁNGULO DE LAS BERMUDAS


Triángulo de las Bermudas: ¿un portal hacia otra dimensión?
El Fenómeno del Triángulo de las Bermudas es uno de los más extraños del planeta.
En estos últimos tiempos, la ciencia ha desmitificado uno de los fenómenos más extraños del planeta: el Triángulo de las Bermudas, en donde desaparecieron decenas de aviones y barcos, sin dejar rastros.
El Triángulo de las Bermudas es un área geográfica con forma de triángulo equilátero situado en el océano Atlántico entre las islas Bermudas, Puerto Rico y la ciudad de Miami (EE.UU.).
Si bien durante décadas fue uno de los misterios más grandes del mundo, la ciencia ha encontrado explicaciones tanto en el cielo como en el mar.
Sin embargo, todavía quedan algunas brechas en esas teorías que no terminan de descartar la cuestión de algunos estudiosos del fenómeno, quienes plantean que el Triángulo de las Bermudas podría tratarse nada menos que de un portal hacia otra dimensión.
Durante el siglo pasado, desaparecieron de la región del Triángulo de las Bermudas al menos 20 aviones y 50 barcos, lo que hace pensar a algunos estudiosos que se trata de una puerta dimensional.
Una de las desapariciones más conocidas fue la de una flota norteamericana de aviones llamada “Vuelo 19” en el año 1945, en la cual incluso quedó la evidencia de una conversación que mantuvo uno de los pilotos, segundos antes de que desaparecieran.
La escuadrilla de 5 aviones estaba preparada para afrontar condiciones de clima adverso y estaban provistos de combustible suficiente para volar cerca de 1.800 kilómetros. A pesar de que las condiciones climáticas eran favorables, a 120 kilómetros desde el despegue de Fort Lauderdale (Florida) desaparecieron.
Casi dos horas después de haber salido de la base militar, el piloto del avión insignia, el teniente veterano de marina Charles C. Taylor habló a la torre de control desconcertado. Habían perdido el rumbo. “No estamos seguros de nuestra posición. No podemos avistar tierra”, repetía Taylor. “Todo parece raro… hasta el océano está distinto…parece que estuviéramos sobre aguas blancas…”.
Las comunicaciones entre los pilotos y las torres de control se fueron entrecortando hasta desaparecer por completo. Algunos minutos después fue enviado un hidroavión para iniciar la búsqueda de la flota perdida, pero a los 27 minutos de salir de la base, este también desapareció.
Si bien es una de las zonas más transitadas del mundo por aviones y por barcos, cabe aclarar que no todos desaparecen y –comparativamente- son apenas unos pocos.
Sin embargo, la manera en la que estos equipos han desaparecido, sin dejar rastros, es lo que más despierta la atención.
En las últimas décadas, en el mundo de la física se ha aceptado que, además de las cuatro dimensiones (tres dimensiones direccionales más el tiempo) que los seres humanos perciben, hay dimensiones o espacios adicionales.
Quizás los portales son un paso hacia otra dimensión que -por algún motivo- en algunos momentos está abierto y en otros no, y por ello – en el caso del Triángulo de las Bermudas- algunos aparatos desaparecen y otros no.
Si otras dimensiones realmente existiesen y el campo de la ciencia se abriera a esta posibilidad, tanto como nuestra mente, esto proveería al hombre de una nueva visión, de un entendimiento diferente del universo, del espacio-tiempo y de nuestra propia existencia.

viernes, 22 de septiembre de 2017

¡EL OTOÑO ESTÁ AQUÍ!



OTOÑO EN NUEVA YORK
Al igual que ocurre con todas las estaciones, el inicio del otoño varía en función del año. En el hemisferio norte comienza con el equinoccio de otoño (las fechas varían entre el 21 y el 24 de septiembre, pero en este siglo solo oscilará entre el día 22 y 23 de septiembre en el hemisferio norte, mientras que en el hemisferio sur lo hace los mismos días pero de marzo).
El otoño 2017 empieza exactamente el 22 de septiembre a las 22 horas y 2 minutos, hora oficial peninsular, según cálculos del Observatorio Astronómico Nacional. La nueva estación durará 89 días y 20 horas, y terminará el 21 de diciembre, momento en que demos la bienvenida al invierno.
Este otoño el cielo matutino estará dominado por Marte durante toda la estación, mientras que Venus se podrá ver hasta el mes de diciembre y Júpiter desde noviembre hasta el final del otoño. Júpiter será visible al principio de la estación por las tardes.

En cuanto a los fenómenos astronómicos del otoño, destacan la conjunción Venus-Marte del 5 de octubre, la lluvia de estrellas Oriónidas del 21 al 22 de octubre, la lluvia de estrellas Leónidas del 17-18 noviembre o lluvia de estrellas Gemínidas del 13 al 14 de diciembre.

El equinoccio de otoño, que da comienzo a la estación que da su nombre, es el momento del año en que el día tiene la misma duración que la noche. A partir de entonces los días serán cada vez más cortos, y es que el otoño es la época en que la longitud del día se acorta más rápido.